← Volver

Jubilados: la historia detrás de una foto que se hizo viral

lunes 11 de marzo del 2019

Se trata de Lidia y Faustino. Una vecina capturó la escena cuando vendían pastelitos en Calzada. “Somos una pareja y formamos un equipo de trabajo entre los dos”, confesaron en diálogo con De Brown. Conocé esta historia.

La fotografía de una pareja de jubilados vendiendo pastelitos en Rafael Calzada invadió las redes sociales. Valeria Ramallo de José Mármol fue quién tomó y publicó la imagen que conmovió a toda la Región. Pero, ¿Cuál es la historia detrás de esta escena?

Los protagonistas son la pareja de Lidia, de 70, y Faustino, de 80. Ambos son vecinos de San Francisco Solano y llevan más una década juntos. Sin embargo, la iniciativa de vender estos típicos postres argentinos surgió hace sólo dos años.

“Empezamos porque la situación se hizo cada vez más difícil y la plata no nos alcanzaba. Somos los dos jubilados. Nosotros habíamos sacado un préstamo para arreglar un poquito la casa, que se nos descuenta todos los meses por los recibos de sueldo”, contó Lidia en diálogo con www.deBrown.com.ar.

Los pastelitos de esta solanense eran populares entre sus vecinos quienes ya le compraban por encargos a pedido. Fue en ese momento que decidieron tomar su canasta y salir a vender por las tardes. Recorren así los comercios del distrito dos veces por semana.

“No tenemos un lugar fijo. Vamos a Calzada y si vemos que no está buena la venta, entonces nos tomamos un colectivo y nos vamos a Adrogué o Mármol. Trabajamos por esas zonas”, explicó la jubilada y agregó: “Nos llevamos muy bien vendiendo”.

 

Sobre los pastelitos

El valor de cada unidad es de $20 y la docena cuesta $240. Hay tanto de membrillo como de batata. Ambos son aclamados por aquellas personas que tuvieron la fortuna de probarlos. Pero lo que todo el mundo se pregunta es: ¿Cuál es el secreto de estos cocineros?

“Nosotros pedimos siempre a Dios que nos ayude. Y, aparte, la dedicación que le ponemos, el amor. Es sacrificado, no voy a mentir, pero nos gusta el trabajo que hacemos. Además los productos que usamos sean de buena calidad”, confesó.

 

Trabajo en equipo

Lidia aprendió a hacer los pastelitos en Formosa, en plena dictadura militar. Fue así que empleó este saber en cumpleaños y eventos familiares. Hoy en día representa una fuente de ingreso más para su hogar.

“Yo me encargo de todo lo que es masa, hojaldre. Él se encarga de las frituras, de derretir la grasa, el almíbar. Los hacemos todos los detalles. Somos los dos como un equipo de trabajo”, explicó a este medio.

Aquellos que quieran comprarles, pueden encontrarlos recorriendo las calles de la localidades mencionadas. También pueden comunicarse con ellos llamando al 4213-1634 o al  1136243588.

 

Notas relacionadas

Los Reyes del Falsete, la banda que arrancó como broma   

Dozer, el joven que pasó de rapear en el tren a ser campeón nacional

Orgullosos de ser Noticias de Brown

Noticias de Brown, 6 años informando

X