← Volver

Redondo, el último browniano en levantar la Copa América

viernes 14 de junio del 2019

El exquisito mediocampista formó parte del plantel argentino que se consagró en la edición de 1993. Conocé su historia.

 

A horas de un nuevo debut en la Copa América de Brasil, la Selección Nacional buscará cortar una racha negativa de 25 años sin poder levantar el trofeo sudamericano. La última vez que la “Albiceleste” se colgó esa medalla dorada, Fernando Redondo fue pieza fundamental.

En la edición de Ecuador 1993, el oriundo de Adrogué disputó todos los encuentros. El plantel era dirigido técnicamente por Alfio Basile y no solo contaba con el del Tenerife, sino también con figuras como Goycochea, Gorosito, Simeone, Ruggeri y a su goleador, Batistuta.

La copa

El camino comenzó con un triunfo 1-0 ante Bolivia. En aquella tarde, el browniano dejó en claro que era dueño del mediocampo. Tenía todo: quite, intensidad, inteligencia, pase, visión de juego y hasta se daba el gusto de pisar el área con criterio.

El “Cabezón” Ruggeri le dio el empate 1-1 frente a México en el segundo encuentro del grupo C, sin saber que tiempo después se cruzarían en la final. Otra igualdad por el mismo marcador con Colombia (Simeone) lo dejó clasificado en el segundo lugar.

Para ese entonces, Fernando Redondo era inamovible para el “Coco”, como lo fue en el 92 cuando levantó la Copa Confederaciones. 6-5 en los penales ante Brasil tras un duro 1-1 en cuartos. Igual resultado que en semis, nuevamente frente a la selección “Cafetera”. Argentina, estaba en una nueva definición.

El 9 de julio de 1993, el Estadio Monumental Isidro Romero Carbo de Guayaquil fue testigo del último título internacional. El “Príncipe” compartió el medio con Gorosito, Simeone y Gustavo Zapata. Atrás, Basualdo, Borelli, Ruggeri y Altamirano les cubrían las espaldas. Mientras que adelante, Batistuta y el “Beto” Acosta eran los más temidos por los arqueros rivales.

En una tarde soñada, “Batigol” se encargó de anotar un doblete, a los 63 y 74 minutos, para sentenciar el 2-1 definitivo, haciendo inútil del descuento transitorio de Galíndez. Así, el conjunto nacional levantó el trofeo por décimo cuarta y última vez. ¿Cambiará la historia dentro de un mes?

 

Redondo, el “jugador con imanes en las botas”

El oriundo de Adrogué no solo es considerado uno de los mejores mediocampistas centrales que vistió la camiseta argentina, sino que dejó su huella en cada uno de los equipos que supo defender. Debutó en Argentinos Jrs y emigró a Europa para jugar en el Tenerife.

Conquistó en dos ocasiones la Champions League con el Real Madrid en 1997/98 y 1999/2000. En el Milán de Italia volvió a levantar la “Orejona” en 2002/2003, pero las lesiones que sufrió hicieron que le ponga fin a su flamante carrera.

SamiSalud - Deportes
Libero - Deportes
SamiSalud - Deportes
Libero - Deportes
Notas relacionadas

Tiene 9 años y ya es Campeona Nacional de Taekwondo

Ajustada victoria de Independiente de Burzaco

Independiente de Burzaco disputa un duelo clave por el liderazgo

Claypole venció a Temperley en un amistoso

X