← Volver

Fabrica máscaras para donar al Meléndez: necesita materiales

Compartir en:

miércoles 25 de marzo del 2020

Se trata de Nahuel Murakoshi, vecino de Adrogué. Lanzó una campaña en sus redes sociales para recolectar los insumos necesarios para seguir produciendo. Conocé su historia.

En medio del aislamiento obligatorio, nacen grandes acciones para hacer frente a la pandemia. Este es el caso de Nahuel Murakoshi, un joven vecino de Adrogué que decidió confeccionar mascaras de seguridad con su impresora 3D. Estas protecciones, destinadas a los profesionales de la salud, son donadas al hospital Lucio Meléndez.

“Hace unos días, me comuniqué con un conocido para ver si las necesitaban, me dijo que si porque toda la ayuda es bienvenida. Entonces me descargué el modelo y me puse en contacto con mis redes sociales para difundirlo y conseguir los insumos necesarios”, explicó el emprendedor de 21 años, en diálogo con www.deBrown.com.ar

La situación de emergencia sanitaria llevó al joven a comenzar rápidamente a producirlas con los materiales que tenía en su hogar. Fue así como logró entregar una primera tanda de 20 protectores faciales al nosocomio provincial.

“Mucha gente me habló que tiene las cosas, pero el tema es el traslado. Nadie pudo acercarme nada, excepto dos personas”, reconoció Nahuel en referencia a la cuarentena obligatoria que rige en el país hasta el próximo 31 de marzo.

 

¿Cómo ayudar?

Para que esta propuesta solidaria siga creciendo es indispensable contar con diferentes insumos. Ellos son:

- Acetato A4 o, en su defecto, radiografías limpias (pasadas por lavandina).

- Elástico.

- Filamento Pla 1,75 mm.

Todos los interesados en colaborar podrán comunicarse con Nahuel al 15-5473-9753 o bien a través de su Página de Facebook o Instagram.

¿Para qué sirve?

Se trata de una protección sanitaria que resguarda toda la cara y se coloca sobre una máscara quirúrgica convencional. Su función es bloquear con mayor eficacia la propagación de gérmenes.

La impresión tarda en promedio una hora, sumado al armado integral posterior. “Me puse en contacto con grupos solidarios de impresores 3D, hay muchísimos en todos lados. Estoy tratando de coordinar con ellos. La idea es ayudar de manera masiva”, proyectó el joven.

Sobre Nahuel

Es estudiante de Arquitectura en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y con su impresora fabrica todo tipo de personajes, llaveros, cortantes para galletitas y macetas.

“Mi página es nawigami. En principio era más que nada de artesanías hechas en papel (origami) pero con este mismo nombre voy a ferias y eventos de la colectividad japonesa. Para cubrir los gastos de mis estudios decidí comprarme la impresora”, reconoció a este medio.

Escribanía Herrero - Cultura
Notas relacionadas

Leer en cuarentena: una bibliotecaria envía libros por e-mail

En tiempos de Coronavirus, Brown convoca artistas para difundir su arte

Las 5 Apps más populares de la cuarentena

Reciclar en cuarentena: incentivan a hacer “botellas de amor”

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!