← Volver

Glew festeja 156 años: sus lugares más emblemáticos

Compartir en:

martes 12 de octubre del 2021

La localidad se fundó el 12 de octubre de 1865. En su más de siglo y medio, forjó una fuerte relación con el arte de la mano de Raúl Soldi. Conocé más.

Mientras se celebra el Día del Respeto a la Diversidad Cultura a nivel nacional, Almirante Brown está de festejo por otro aniversario. Se debe a que Glew conmemora hoy, 12 de octubre, los 156 años de historia, en la cual el arte tomó una relevancia preponderante en el desarrollo de la localidad.

Los sitios emblemáticos

Cuenta con varios lugares significativos, pero la parroquia Santa Ana es su mayor símbolo y uno de los espacios más reconocidos de la pinacoteca argentina. Se inauguró en 1905 y tuvo en 1953 el comienzo de un cambio en su interior que marcó su historia. Se data a la fecha en la que Raúl Soldi empezó a pintar sus memorables frescos en las paredes.

Tras 23 años de trabajos durante los veranos, concluyó trece murales que relatan la cronografía de Santa Ana, la madre de la Virgen María.

En 1979, a pocas cuadras de la capilla, Soldi y su esposa construyeron la Fundación que hoy lleva el nombre del artista plástico. Este es otro de los sitios más visitados de la localidad browniana. Allí, se exhiben 60 obras que abarcan distintas etapas pictóricas desde 1927 hasta 1978.

El amor que nació en Soldi por Glew lo llevó a ser una pieza fundamental en la creación de otro espacio emblemático. Se trata de la Biblioteca Pablo Rojas Paz, la cual se instaló en un edificio que él mismo donó.

Luego de un año de organización, abrió sus puertas a las actividades en 1970. El nombre es en homenaje a un escritor tucumano, quien fue íntimo amigo del pintor.

Otros de los pilares culturales de la localidad es el Museo Manigrasso. Con más de 52 años de historia, es un espacio destinado a la exposición de cerámicas toscanas (el único en Latinoamérica) creadas por el italiano Cosimo Manigrasso. Este también adoptó a Glew como su ciudad.

La casona antigua donde se asienta es una de las primeras edificaciones de la zona. Aún se pueden apreciar sus paredes de ladrillo y barro y sus hermosos ventanales. En el lugar, funcionó por primera vez la escuela N°4. Luego, fue el hogar elegido por el artista para vivir.

La historia

Sus orígenes datan de 1810, cuando doña Clotilde- una dama muy reconocida- heredó de su esposo las tierras de esta zona. Anteriormente, se presume que habitaron pueblos nómades, cazadores y pescadores, de los que han quedado pocos rastros.

Su nombre no aparecería hasta 1857, cuando adquiere los terrenos don Juan Glew. Este edificó en Avellaneda y Moreno, frente a la estación, el primer almacén de ramos generales y vendió parte de sus dominios al Ferrocarril del Sud. En marzo de 1865, donó parte de su propiedad para las vías y la terminal.

Fue con el arribo del tren que la actual ciudad browniana fue invadida por el progreso. En ese entonces, el ex propietario de la estancia se encontraba desaparecido. Sus descendientes dividieron el campo heredado y se adjudicaron distintas fracciones.

Más tarde, los terrenos ubicados al Este de las vías del tren se llamaron “Pueblo Nuevo de Glew”; se volvió más comercial y aumentó su población. En 1905, Sarmiento firmó el edicto para la fundación de la Escuela Nº 4 en Ministro Rivadavia, que luego se trasladó aquí.

Inmigrantes provenientes de la Primera Guerra Mundial se asentaron en los fondos. Así, nació una inmensa colonia alemana. En 1960, llegó otra corriente migratoria: japoneses que se emplazaron en el mismo sitio.

En 1975, el antiguo pueblo ascendió al rango de ciudad, sumándose a las localidades de Mármol, Claypole, Longchamps, Ministro Rivadavia, San José, Burzaco, Rafael Calzada y Adrogué. De esta forma, se conformó el partido de Almirante Brown.

Notas relacionadas

Ser lanza el segundo ciclo de charlas de empoderamiento femenino

Rocío Quiroz brindará un show en San José

Con opciones para toda la familia, continúa la Feria del Libro

The Beatles, en una terraza de Longchamps

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!