← Volver

Liberaron al policía acusado de asesinar a Lautaro Bugatto

Compartir en:

lunes 3 de diciembre del 2012

El efectivo de la Policía Buenos Aires 2 David Benítez, imputado en el crimen del futbolista Lautaro Bugatto, quedó en libertad. La decisión la tomó la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora. Consideraron que “no hay peligro de fuga ni entorpecimiento de la investigación”.

Pasaron casi siete meses del asesinato de Lautaron Bugatto (20), el jugador de fútbol que  recibió un disparo en el pulmón cuando ingresaba a su casa en Burzaco, y la causa tomó un giro inesperado: Liberaron al principal acusado. Se trata de Daniel Benítez un efectivo que se desempeñaba en la Policía Buenos Aires 2.

Fue la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora la que decidió otorgarle este beneficio. Desde Tribunales explicaron que si bien Benítez sigue imputado por el crimen, obtuvo la excarcelación porque “no hay peligro de fuga ni entorpecimiento de la investigación”.

Esta orden había sido advertida por los familiares del joven fallecido. Hace tres meses, en una marcha realizada frente a las puertas del Palacio de Justicia lomense, habían denunciado que temían alteraciones en la investigación y que ello pudiera favorecer al imputado.

Es que a pesar de que las pericias realizadas -al inicio del proceso- comprobaron que el proyectil que le provocó la herida mortal al futbolista, provenía del arma del policía David Benítez; aunque en su indagatoria el efectivo admitiera haber usado su arma e incluso tres testigos lo señalaran como el autor de los disparos y contradijeran su versión de haber sido en defensa personal, los camaristas respondieron favorablemente al pedido de la defensa de dejar en libertad al acusado.

El hecho

El 5 de Mayo Lautaro fue asesinado la puerta de su casa, ubicada en el cruce de la avenida Monteverde y Pedro Goyena, en Burzaco, partido de Almirante Brown. Benítez, quien estaba franco de servicio y de civil, circulaba por allí a bordo de un Renault 12 junto a su esposa, mientras que delante del auto iban su hija menor de edad y su hermana en un ciclomotor.

Según la versión del oficial, dos delincuentes armados quisieron robar el ciclomotor, por lo que el policía trató de evitarlo y efectuó varios disparos con su arma reglamentaria. Uno de estos balazos impactó en el cuerpo de Bugatto, quien estaba ubicado a unos 30 metros de distancia, junto a un hermano y dos amigos con los que iba a salir a bailar.

El deportista recibió el tiro que le ingresó por la espalda y se alojó en el pulmón. Sus amigos lo cargaron en el auto y lo llevaron hasta la Clínica Burzaco, donde al cabo de una hora finalmente murió.

Ante la Justicia, Benítez admitió haber usado su arma pero dijo que lo hizo en defensa propia luego de que a él le dispararan primero los delincuentes, algo que no fue avalado ni por testigos imparciales ni por las pericias balísticas.

Las pericias confirmaron que todos los proyectiles y vainas recolectadas en el lugar del hecho, entre ellas la bala extraída del cuerpo de Bugatto en la autopsia, fueron disparadas por una única arma: la pistola 9 milímetros del efectivo.

Nación - Sociedad
HSM- Sociedad
Notas relacionadas

Una pareja de jubilados perdió todo en un incendio: ¿Cómo ayudar?

Policías héroes: le salvaron la vida a un nene de San José

Burzaco: así fue el choque donde murió un hombre

Vecinos lincharon a un hombre acusado de abusar de sus sobrinas

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!