← Volver

A dedo, un perro y su dueño viajaron de Misiones a Adrogué

Compartir en:

lunes 30 de diciembre del 2019

La familia había decidido mudarse, pero no tenían dinero para trasladar a la mascota. La solidaridad de las personas que se cruzaron en el camino fue clave para llegar. Conocé su emotiva historia.

Dice un viejo dicho que el perro es el “mejor amigo del hombre”. Sin duda, esto se aplica en la historia de Mario Bross, un can cuyo dueño, Jonathan, hizo con él más de 1000 kilómetros a dedo para no abandonarlo.

Si bien esta historia termina en Almirante Brown, comienza muy lejos de aquí, en Posadas, Misiones. Tras vivir seis años allí, una familia tomó la decisión de mudarse nuevamente a Adrogué.

“Fue porque mi mamá tuvo problemas de salud. Eso nos hizo repensar cuánto tiempo más podríamos estar lejos de nuestros padres”, contó Gabriela, esposa de Jonathan, en diálogo con www.deBrown.com.ar.

Sin embargo, había un problema: Mario Bross. Se trataba de aquel perrito de un año y medio que habían adoptado con sólo 45 días de vida y cautivó sus corazones. El costo de traslado estaba fuera de sus posibilidades, pero eso no hizo que se rindieran.

En la ruta

“Hoy comenzamos la caminata por la ruta con ‘Mario Bross’. Apelo a la solidaridad: si saben de alguien que esté viajando en sentido a Bs As, por favor comenten está situación, ya que al costado de la ruta irá Mario haciendo dedo con este cartel”, publicó Gabriela en redes sociales.

Hace unos días buscábamos alguien que pueda llevar a nuestra mascota hasta Buenos Aires ☹️, ya que nosotros teníamos que...

Publicado por Gabriela Torres en Miércoles, 18 de diciembre de 2019

De esta manera, Jonathan, de 30 años, y su can emprendieron esta travesía el 18 de diciembre. En paralelo, su caso se viralizó rápidamente a través de las redes sociales. Fue compartido más de 6 mil veces.

El impacto que tuvo la historia generó una cadena de solidaridad y muy poco duraron caminando. Cuando llegaron al Arco de Posadas, un camión los levantó y los llevó hasta la capital de Corrientes. De ahí otro conductor les dio un aventón hasta Cruce Salada.

“Él llevo todo lo justo y necesario, para cubrirse del sol, la lluvia y el frío”, detalló. Pero en ese último destino estuvieron varias horas y una vecina del lugar se acercó a brindarles agua y comida al animal. Mientras tanto, Gabriela informaba el minuto a minuto de este viaje que había parecido salir de la pantalla grande.

Al otro día, lograron arribar a Entre Ríos. “Cuando llegaron a Chajarí. La policía caminera ya conocía la historia de Mario y eso ayudó a qué le pidieran a otro conductor que los llevará”, señaló.

Fue así como de transporte en transporte, Mario Bross y Jonathan llegaron finalmente en horas de la noche a su destino final: su nuevo hogar en Adrogué. Allí su familia los esperaba con los brazos abiertos y carteles en alto que les daban la bienvenida. “Estaban todos re ansiosos, muy emocionados”, contaron.

Trabajo

Ya con los pies en Almirante Brown, Jonathan necesita una vez más la ayuda de la Comunidad. Está en la búsqueda de un empleo.

“En Misiones trabajaba de chófer de reparto de una heladería. Acá trabajo en una fábrica de licores, empresa de limpieza, mozo, entre otras cosas. Básicamente de todo un poco. La idea es conseguir un trabajo estable”, concluyó.

Por Julieta Doti

Hesurmet - Sociedad
Notas relacionadas

Se registraron 152 nuevos casos de Covid positivo

Almirante Brown cumple 147 años de historia

Danone donó más de 2 millones de kilos de productos lacteos y bebidas

Los atraparon vendiendo droga en Don Orione

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!