← Volver

Es de Burzaco, tiene 11 años y con su voz conmovió a Susana Giménez

lunes 4 de noviembre del 2019

Se trata de Valentina Alfonso, quien tiene desde su nacimiento una disminución de la visión. Participó del segmento “Pequeños Gigantes". "Desde que aprendió a hablar, canta. No para nunca", contó su madre a De Brown.  Mirá el emocionante video.

Valentina Alfonso tiene 11 años, es vecina de Burzaco y desde su nacimiento convive con una discapacidad visual. El domingo pasado participó del segmento “Pequeños Gigantes” del programa de Susana Giménez y deslumbró a todos con su voz. Es que su interpretación tan espontánea y dulce hizo emocionar hasta las lágrimas a la propia conductora.

“El día de la grabación estaba re tranquila, ama cantar y al no ver de lejos no sabe el público que la está mirando. Ella es así como la vieron. Es más, le decía el productor que escuchan muchos cantantes, pero lo que ella genera cuando canta no lo tienen todos”, reconoció su mamá Pamela Royo, en diálogo con www.deBrown.com.ar.

¿Cómo fue el proceso de selección?

Desde que comenzó la promoción de este nuevo segmento televisivo, la familia supo que era una buena oportunidad para que Valentina pudiera cumplir uno de sus sueños. Así fue como decidieron enviar al canal el material vía web. Es que era bastante complicado poder asistir a los castings presenciales.

“A los tres días me llamaron para ver si podíamos mandarles más videos. Después se volvieron a comunicar para que nos presentemos y quedó seleccionada. Fue todo muy rápido”, explicó sobre el estricto proceso de selección de atravesó la niña.

Luego vinieron días de mucha preparación y sobre todo alegría. Valentina empezó a trabajar los temas con su profesora de canto y también asistió a los ensayos en el piso. Allí se analizó el tipo de vestuario que usaría, practicó con la banda en vivo, probó la pista y sincronizaron las luces.

 

“Pequeños Gigantes”

Es un formato nuevo que convoca a talentos infantiles en disciplinas como baile, canto y humor. Este segmento puntualmente se emite grabado dentro del vivo ya que participan niños menores de edad y, por una cuestión del horario, deben hacer así.

Hermosa y deslumbrante, Valentina pisó el escenario e interpretó “Beautiful”, uno de los hits de Christina Aguilera. Su voz cautivó el corazón de todos. El jurado, integrado por Tini Stoessel, Soledad Pastorutti y Alejandro Lerner, le brindaron devoluciones hermosas, cargadas de sentimiento y también mucho reconocimiento.

“¿Viste que vos tenías un sueño de cantar en televisión? Ya lo cumpliste, así que pensá el próximo sueño, que venga pronto, porque ya te vieron millones de personas, se emocionaron y te aplaudieron. Así que tené fe que todo eso se va a dar”, le expresó Lerner tras su actuación.

Pero esto no fue todo. Fue tanto lo que Valentina logró transmitir que cantó por segunda vez, pero ahora a dúo con Pastorutti. Juntas y tomadas de las manos, hicieron uno de los temas más emotivos de Joan Manuel Serrat: “aquellas pequeñas cosas”.

 

Sobre Valentina

Tiene 11 años y una hermana menor llamada Emilia. Ama cantar desde la cuna, también nadar y es hincha fanática del Club San Martín de Burzaco. Desde su nacimiento convive con una discapacidad visual, pero esto jamás fue un impedimento para lograr todo aquello que se propone.

“Cuando nació me dijeron que era ciega, después con el correr del tiempo nos dimos cuenta que no. Ella ve muy poquito de cerca, no visualiza rostros, sino colores. Cuando me acerco muchas veces no sabe que soy yo hasta que le hablo”, contó su mamá a este medio.

Además aseguró que su pasión por el canto viene desde muy chiquita: “ Desde que aprendió a hablar, canta. No para nunca. Siempre me decían que la lleve con algún profesor, pero no les prestaba mucha atención. Ahora, hace tres años toma clases en Turdera. Su profe la perfeccionó totalmente, porque no sólo hay que enseñarle sobre la voz, sino a respirar, a conocer su cuerpo, a caminar, es un trabajo integral”, resaltó.

A este gran amor por la música se suma un nuevo hobbie: la natación. “El año que viene la van a preparar para ir a competir. Cosas que uno pensó que no iba a poder hacer, lo hace”, explicó orgullosa Pamela.

Valentina además complementa estas actividades que ama con su rutina diaria: “Por la mañana asiste a un establecimiento especial para chicos ciegos o disminuidos visuales en Lanús. Luego va a la escuela normal en Burzaco. Vuelve y va a terapia. Esta todo el día a full, pero a ella le encanta. Es su rutina”, agregó.

Ahora, la gran pregunta es: ¿Cuál será el próximo sueño que cumplirá esta pequeña gigante?

Notas relacionadas

Detienen a policías por cometer robos y secuestros extorsivos

Se fue a Uruguay tras su sueño y salió campeón con su equipo

Se suman palabras al diccionario: ¿Cuáles son?

Nuevo punto para descartar residuos electrónicos en Glew

X