← Volver

Es de Claypole, ganó el Mundial de Tango y va otra vez por la victoria 

miércoles 14 de agosto del 2019

Se trata de José Fernández. Descubrió su vocación a los 9 años, gracias a un taller que brindaban en su escuela. Su vida está colmada de giras y premios. Volverá a participar de la competencia que hace una década lo posicionó en lo más alto del ranking. Conocé su historia.

Corre el año 1995, José Fernández tiene 9 y vive en el barrio El Horizonte de Claypole. Asiste a la Escuela N°67 de dicha localidad. Todas las tardes aguarda ansioso para realizar los talleres que allí se dictan. Ajedrez, tallado de madera, folclore, salsa y su favorito: tango.

“Yo hacía un poquito de todo me acuerdo. Y empecé a bailar ahí y nunca más paré. Pensé primero que nunca iba a bailar ese ritmo porque lo veía en la tele y lo asociaba que era para viejos, para gente grande”, contó el browniano, en diálogo con www.deBrown.com.ar.

Así, sin tenerlo planeado, todo se fue dando naturalmente y comenzó a vivir del arte. En 2008, José se convertiría junto a su pareja de danza de ese momento en el ganador del Mundial de Tango. Se trata de una competencia donde participan artistas alrededor de todo el globo terráqueo.

De ahí en más su carrera no paró. Hizo giras por Europa, Asia y América. Algunos de los escenarios que piso fueron los de Italia, Estados Unidos, Rusia, Japón, India y Suiza. Maravilló a los extranjeros con sus movimientos. “Les encanta nuestra danza, nuestra cultura”.

Su gran amor

Estudió con grandes profesores y sus parteners siempre fueron destacadas figuras. Sin embargo, sin dudarlo, la más importante para él fue y será ella: Martina Waldman. Aquella mujer le robó el corazón en medio de una clase de baile en 2010. “Fue amor a primera vista”, confesó.

Ambos bailarines encontraron en el tango el hilo que los unió hasta el día de hoy. Será por eso que dicen que es la danza del romance. “Fueron 9 años intensos, de estudio, de tango, de entrenamiento”,  contó y confesó que se “complementan mucho”.

Gracias a esa química, llegaron a los escenarios de America's Got Talent y lograron escalar a las semi finales. “Fue una experiencia increíble”, expresó. Desafortunamente, debido a una gira que ya tenían pautada, debieron abandonar el programa.

Competencia

En el último tiempo, la pareja se alejó de los reflectores de los torneos y se ubicó más en un rol de coachs y profesores. No obstante, este año decidieron volver con todo y que mejor lugar para hacerlo que el Mundial de Tango.

El evento se desarrolla del 8 al 21 de agosto en la Usina del Arte, ubicada en la Ciudad de Buenos Aires. Ellos ya están participando. Contaron que se preparan ensayando alrededor de cuatro horas por día. Además, toman clases de diferentes disciplinas y se someten al ojo crítico de sus amigos para dar una performance que impacte.

El browniano compite en la categoría “tango escenario” y anhela volver a rencontrarse con la adrenalina que sintió la primera vez que participó de esta competencia. “Quiero dar lo mejor, vivir el momento, disfrutar al máximo de estar en el escenario”.

Notas relacionadas

Con ocho años, Simón ya lanzó su primer disco de rock

Son de Brown y fueron distinguidos por su música en España

De Burzaco al Teatro Colón: tiene 14 años y es una promesa de la danza

Ignacio Bogino, el jugador de Brown que dibuja y escribe un libro

X