← Volver

La vida en combi: partieron de Claypole con destino a Alaska

Compartir en:

viernes 3 de enero del 2020

Una pareja decidió dejar todo para viajar por el mundo. “Lo más importante es vivir una vida simple, rodeada de naturaleza, sin involucrarnos en ninguna rutina”, contaron sus protagonistas a De Brown.

Pamela Rochi y Nahuel Balbuena, ambos de 23 años, son una joven pareja aventurera. De Claypole, ella. De Morón, él. Un día decidieron dar un giro de 180 grados a sus vidas y se lanzaron a la aventura de viajar por el mundo. Después de Navidad, partieron de Almirante Brown con el sueño de llegar a Alaska, el estado más grande y menos poblado de los Estados Unidos.

¿Cómo surgió la idea?

Se conocieron por Facebook en 2015. La vida los sorprendió cuando al poco tiempo de ser novios se cruzaron con un joven mochilero en el subte. Aquella persona sería el puntapié para iniciar esta aventura.

“Pame le dice al chico en broma de viajar juntos. Pero esas palabras después las tomamos en serio. A finales de ese año decidimos realizar nuestro primer viaje al norte. Fueron tres meses, donde también cruzamos a Paraguay, Brasil y volvimos a Argentina por Misiones y Corrientes", contó Nahuel, en diálogo con www.deBrown.com.ar

 

La materialización del sueño

Cuando regresaron de esta gran experiencia, por aquellas cuestiones indescifrables del destino, un vecino del barrio había puesto a la venta su vieja Volkswagen Kombi. Estaba oxidada, sucia y en malas condiciones, pero a un precio relativamente accesible.

“La tenía afuera, se estaba arruinando. Con ayuda de nuestros familiares pudimos comprarla, porque sentimos que ese era el siguiente paso. Cuando la vimos nos enamoramos, más allá de cómo estaba”, contó a este medio.

Les llevó cuatro años ponerla en condiciones. Sus familiares, amigos y ellos mismos, trabajaron duro para recuperarla. "Fue arrancar desde cero", confesó. Es que tuvieron que reparar la chapa por completo, la mecánica y construir los muebles internos a medida.

Córdoba, primera parada

Cargados de sueños, el pasado jueves 26 de diciembre emprendieron viaje a bordo de su combi VW '82. Actualmente se encuentran en Mina Clavero, lugar donde piensan quedarse hasta marzo.

Durante su trayecto y hasta el día de hoy, conocieron los paisajes, culturas y sabores más diversos y desafiantes. Ahora, sólo piensan en el camino que tienen por delante y se encuentran abiertos a que la vida los sorprenda.

“Este pueblo es un primer paso para probar la combi, ya que estamos cerca de Buenos Aires y tenemos amigos acá. La idea es hacer temporada. Volver en marzo a Buenos Aires para hacer unos arreglos y continuar viaje”, detalló.

¿Itinerario? No, nada más alejado de ello. “El viaje se va haciendo en el camino”, dice Nahuel con firmeza. De Buenos Aires posiblemente partan luego hacía el norte de nuestro país. Es que el Sur, como tenían proyectado, se torna demasiado complicado para transitar con su combi.

“Quizás sigamos a grupos de gente o caravanas de vehículos que se mueven juntos. No tenemos nada puntual, tampoco tiempo determinado para volver. No hay nada que nos impida seguir viajando”, admitió.

 

Alaska, el destino final

Desembarcar en el estado ubicado al noroeste de Canadá, es el gran sueño de esta hermosa pareja. Aunque reconocen que disfrutan plenamente las ciudades que visitaron y cada una de las personas que se cruzaron en el camino.

“Lo más importante es viajar, vivir una vida simple, rodeada de naturaleza, conociendo gente, haciendo amigos, sin involucrarnos en ninguna rutina, solo disfrutando. Aunque lleguemos hasta México o donde sea, vamos a estar felices igual. Tener la combi y arrancar esta aventura ya es un gran logro”, expresaron.

 

Pamela, Nahuel y Peque

Pero, en esta travesía, la pareja no está sola. Son felizmente tres. Es que viajan junto a su perrita “Peque”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 🌌Trascender en Kombi 🌎🚃 (@trascender.en.kombi) el

“Se porta súper bien, es muy compañera. Tiene alrededor de 6 años, pero no lo sabemos con certeza porque la rescatamos. Un día la encontramos en la estación de Claypole. La lleve con una campera envuelta porque estaba en las vías y era muy peligroso para ella”, recordó la joven browniana.

 

¿Cómo tomaron las familias la decisión de viajar?

Sus seres queridos aceptaron y acompañaron su sueño. Fueron muy pocos quienes aún se siguen adaptando a la noticia.

“Lo tomaron bien, de hecho mi papá fue quien más nos ayudó a comprar la combi y armar el motor. Todos nos apoyan mucho, siempre nos preguntan cómo estamos. A algunos les costó un poco más aceptarlo, pero se van acostumbrando y nos desean lo mejor. Vamos a extrañar, pero con la tecnología se lleva bastante bien todo”, concluyó Pamela.

Quienes quieran conocer más sobre esta bella historia podrán hacerlo a través de sus redes sociales haciendo clic aquí. Allí, diariamente publican sus destinos y las experiencias que les deja esta travesía apasionante.

Notas relacionadas

La emotiva carta de una profesional del Meléndez sobre la donación de plasma

Es de Glew, tiene hipoacusia y se sumó a la lucha contra el Coronavirus

Padre e hija batallan contra el Coronavirus en el hospital Oñativia

Lizy Tagliani fue declarada “Personalidad Destacada de la Cultura”

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!