← Volver

Por semana, hubo 14 casos de violencia en hospitales públicos

Compartir en:

jueves 26 de enero del 2017

El año pasado las agresiones hacia los médicos y enfermeros crecieron un 25 por ciento, si se lo compara con el 2015. La cifra refiere a los establecimientos sanitarios de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano bonaerense. La problemática exige medidas urgentes.

Violencia en Hospitales2017

La ONG Defendamos Buenos Aires informó que entre enero y diciembre de 2016 se contabilizaron 705 hechos violentos en los hospitales, lo que arroja un total de 14 sucesos semanales. En el 2017, el flagelo continúa.

En las últimas horas, tres motochorros ingresaron al estacionamiento de pediatría del Hospital Posadas, en El Palomar y asaltaron a un médico y escaparon a los tiros. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas, pero es un ejemplo más de la realidad que se vive en los nosocomios de la provincia.

Almirante Brown no permanece ajeno. En diciembre de 2015 un médico del centro de rehabilitación José María Jorge de Adrogué fue violentamente agredido, mientras cumplía sus funciones en el edificio situado en Juan Domingo Perón 87.

Según reveló “Defendamos Buenos Aires” en el 2016 hubo 14 episodios de extrema gravedad cada semana, que se añaden a los frecuentes insultos, amenazas y golpes que toleran los profesionales de la salud.

"La violencia que sufren los trabajadores dentro de los hospitales porteños y del Conurbano se amplió un 25 por ciento el año pasado y ya constituye el segundo motivo de baja de médicos, enfermeros y auxiliares en general, luego de las ausencias motivadas en enfermedad personal", especificó.

El titular de la entidad, Javier Miglino detalló que 361 de esos ataques acontecieron en Provincia y 344 en Capital Federal. "Esto nos habla de un problema grave que afecta a los médicos en su conjunto y por supuesto tiene su correlato en una salud pública deficiente”, consideró.

“Cada una de las guardias tienen al menos un caso diario que puede ir desde un golpe a una verdadera paliza, embestidas con objetos contundentes como palos y fierros, armas blancas y otros que afectan a los hombres y mujeres que llegan por la noche al hospital con el objetivo de salvar vidas”, concluyó.

 

Perspectiva gremial

El presidente de la Asociación de Profesionales de la Salud bonaerense (ex CICOP), Fernando Corsiglia planteó que para entender esta lamentable situación hay que tener en cuenta diversas causas.

“A la violencia social, física y verbal hay que sumarle la angustia del que llega al hospital y no tiene la respuesta esperada por falta de insumos, personal y equipamiento”, evidenció.

Indicó que el personal policial, que debe ser asignado en sectores clave como guardias y en las afueras de los hospitales y los cuidadores internos “terminan haciendo tareas que no les corresponden”. Y, además “el dispositivo de atención está lejos de ser el mejor”.

 

 

 

 

 

 

Nación - Sociedad
HSM- Sociedad
Notas relacionadas

Viruela del mono: confirmaron el primer caso positivo en Argentina

Uno de cada cuatro jóvenes no estudia ni trabaja en la Argentina

Llegada del frío: ¿Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono?

Restringirán el tránsito este domingo en Adrogué

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!