← Volver

Raquel, de Burzaco a la cocina de Bake Off

Compartir en:

viernes 17 de julio del 2020

Tiene 39 años y es empleada administrativa. Decidió que debía cambiar el rumbo de su vida y dedicarse a la pastelería. Su talento hizo que quedara seleccionada para participar en el programa. Conocé su historia en esta entrevista exclusiva con De Brown.

*Imágenes: Telefe

Sin duda Bake Off se transformó en uno de los programas predilectos en medio de la pandemia. Con unos postres que cautivaban a la audiencia y una final que dio que hablar, registró 16,4 puntos de promedio en su última emisión.

Entre los participantes del concurso -que buscaba coronar al mejor pastelero amateur del país- se encontraba una vecina de Burzaco. Se trata de Raquel Zanewczyk, una empleada administrativa que a su edad adulta decidió darle un giro a su vida para seguir su sueño: ser repostera.

 

Su historia

La pasión de la browniana por la gastronomía comenzó desde muy pequeña haciendo platos dulces, pero la vida la llevó por otros caminos y estudió diseño de indumentaria. Sin embargo, en en 2010, decidió dejar de ejercer la profesión.

“Es un rubro donde me explotaban y no me permitía hacer otras cosas”, explicó en diálogo con www.deBrown.com.ar. Fue así como comenzó en la búsqueda de su verdadera vocación. En medio de ello, debió atravesar un duro momento que la marcó y la obligó a replantearse qué quería hacer con su vida.

“Tuve un embarazo ectópico. Ahí estuvo en riesgo mi vida porque tenía una infección, me había estallado una de las trompas. Fue un milagro que haya ido ese día al médico porque sino me moría", contó.

El primer cumpleaños de su hija Guadalupe fue finalmente el empujón que necesitaba para empezar a sumergirse en este mundo azucarado. Es que se encargó de la mesa dulce de la fiesta y sus compañeros del trabajo quedaron fascinados con su talento. Esto la alentó a empezar pequeños cursos y así perfeccionarse.

 

Su paso por Bake Off

La vecina de Burzaco debió enfrentar una serie de pruebas para formar parte de la competencia que se emitió por Telefé. Uno de los desafíos decisivos fue la creación de un plato dulce.

“Presenté una torta cubo que era rosa con machas de buttercream. Tenía tres rellenos y unas esferas de chocolate. Quedaron impactados”, resaltó. Y agregó: “Tenía mucho miedo. Sentía que me quedaba grande la camiseta para anotarme en el programa”.

¿Cómo se enteró que había sido seleccionada? Fue en Plaza Constitución, en plena hora pico, cuando estaba a punto de arribar al Roca para regresar a la ciudad browniana. Volvía de la productora, ubicada en San Telmo, tras haberse realizado el test psicológico.

“Me llamaron y pensé que me había olvidado algo. Me preguntaron si ya había tomado el tren, si estaba sentada. Cuando me dijeron eso me di cuenta de que había quedado. Estaba yendo a buscar a mi hija al jardín y me sentía como en la película´En Busca de la Felicidad´, cuando le dicen al protagonista que quedó en la entrevista y va corriendo entre tanta gente en la calle para buscar a su hijo”, relató emocionada.

 

¿Cómo fue estar ahí?

Las grabaciones eran todos los días, de sol a sol. Se desarrollaron en un country en Pilar, entre principios de julio y fines de agosto del año pasado. “Fue muy sacrificado”, admitió la browniana. Es que debía levantarse a las 5:30 y manejar dos horas hasta el lugar. Volvía a su casa alrededor de las 21, resignando tiempo con su hija de 3 años.

“Es como cuando estás rindiendo examen frente al jefe de cátedra. Estábamos todos muy nerviosos porque, más allá de que algunos sabían un poco más de técnicas, el hecho de no estar en tu cocina, con tus utensilios y estar a contrarreloj es complicado”, detalló. Aunque destacó la buena onda de sus compañeros que amenizaban cada jornada.

Raquel fue la cuarta eliminada del programa. Es que los nervios le jugaron una mala pasada y, en medio de la creación de una Letter Cake (torta de letra), se le cortó la crema. Fue cinco minutos antes de que el reloj marcara el final del desafío.

“No se vio en la pantalla pero me acuerdo de que todos los que estaban atrás de cámara me alentaban, fue como cuando estás en el último tramo de una carrera. Sentí todo ese cariño. Me dije: ‘Voy a hacer de cuenta que no se cortó y voy a decorarla como yo tenía ganas’”, detalló a este medio.

Transmisión

Pese a que el programa se grabó el año pasado, recién comenzó a emitirse el 1 de marzo. Mientras no estuvo al aire, por contrato, la vecina de Burzaco no pudo mencionar que formaría parte de Bake Off, así que fue una sorpresa para su entorno.

“Ni siquiera le conté a mis padres. Quería darles una sorpresa para que ellos también sintieran el mismo orgullo que yo sentí al entrar al programa. Era como una prueba más que me estaba poniendo en mi vida. Se enteraron cuando empezaron a ver la publicidad”, indicó.

 

Futuro

Hoy, a sus 39 años, Raquel se colgó el delantal de pastelera y está decidida a apostar por sus sueños. Comenzó así a planificar el armado de aulas virtuales para brindar sus conocimientos y ya ofrece sus producciones a través de Instagram. Además, desea enseñar pastelería a aquellas mujeres de bajos recursos y así darles las herramientas para que se inserten en el mercado laboral.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pasteleria de diseño (@raquelbakeoff) el

“Para mí fue increíble el cariño de la gente de todo el país. Cuando me fui del programa, me escribieron muchísimas personas, chicas que se sintieron identificadas con mi camino de ser madre, emprendedora, ama de casa y trabajar. Saber que pese a eso pueden seguir sus sueños, que no tienen que quedarse cruzadas de brazos, hay que darle para adelante", concluyó.

Por: Julieta Doti

 

Notas relacionadas

Es de Claypole e invirtió el IFE para lanzar su emprendimiento

Nahuel, el rapero de Burzaco que conquistó con su música al hijo del Presidente

Tiene 14 años, es de Don Orione y representó a Sudamérica en la OEA

Últimos 10 cupos para participar de “Martes de Emprendedores”

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!