← Volver

Iara Altamirano y Jeremías Ponce, un amor más allá del boxeo

viernes 6 de septiembre del 2019

Los brownianos se cruzaron por primera vez hace cuatro años y se convirtieron en protagonistas de una historia como pocas. Juntos, sueñan con ser campeones del mundo. Conocelos.

Ella es peso pluma, él superligeroAdemás de compartir el sueño de ser campeones mundiales, hace cuatro años que son pareja. Pasaron muchas batallas juntos, siempre yendo al frente, al igual que lo hacen arriba del ring. Ahora, se posicionan como el dúo deportivo más talentoso del distrito.

 

Su historia

Se cruzaron por primera vez en el viejo gimnasio de Alberto Santos Zacarias, cuando recién iniciaban en este deporte. Fue Jeremías Ponce quien dejó a la vista su interés por Iara Altamirano en las prácticas.

El crédito de José Mármol tuvo que ser paciente porque la joya de Claypole no le daba lugar. Fueron los rounds más largos de un noqueador nato. Hoy, cuatro primaveras más tarde, conviven y no pueden imaginar una rutina sin sus compañías. “Nos gusta compartir tiempo porque nos complementamos”, explican a www.deBrown.com.ar.

En ascenso

Con esfuerzo llegaron a ser dos de las imágenes más reconocidas del deporte en Almirante Brown. No fue fácil. Antes del éxito debieron pelearla. Ahora, secundados por sus entrenadores Alberto y Patricio, miran alrededor y ven los objetivos cada vez más cerca.

“Si bien siempre nos pusimos metas, no teníamos noción de hasta dónde podíamos llegar. Empezamos de cero y es gratificante saber que todo lo que logramos fue siempre acompañándonos”, sostiene Iara mirándolo con una sonrisa.

En las luchas, cuando Ponce tiene que ver a su pareja en acción, no puede ocultar los nervios. Prefiere estar él arriba del ring, a tal punto que en algún momento hasta llegó a pensar en subir al cuadrilatero y frenar todo.

“Estar abajo y no hacer nada me pone impaciente. En cambio en el cuadrilátero si bien es difícil, lo disfrutás. Después de cada pelea analizamos juntos lo que hicimos bien o mal”, explica Jeremías. "Somos muy compañeros", agregó.

Emanan boxeo y pasión por lo que hacen. Golpe a golpe derriban cada obstáculo que se les interpone. Invictos en el profesionalismo, Iara Altamirano y Jeremías Ponce sueñan con ser campeones mundiales y nada parece detenerlos. Claro, en el amor ya ganaron.

 

Notas relacionadas

De Burzaco al mundo: fue elegida la mujer de la semana por Avon

Glew: ofrece cortes gratis a personas de bajos recursos

Día del Maestro: 50 años educando a generaciones de brownianos

Una browniana entre las mejores dramaturgas latinoamericanas

X