← Volver

Una browniana se convirtió en la primera guarda de trenes larga distancia

Compartir en:

jueves 28 de octubre del 2021

Se trata de Daniela Ibarra, vecina de Longchamps. “Hace casi seis años comencé con esta lucha. Fue intensa", expresó emocionada a De Brown. Conocé su historia.

*Imagen: Prensa Trenes Argentinos

Ella batalló por romper estereotipos, derribar la discriminación de género y quebrar el famoso “techo de cristal”. Luchó durante cinco años para cumplir su gran objetivo profesional y lo logró. Desde el 14 de octubre, Daniela Ibarra,  se convirtió en la primera guarda mujer de trenes larga distancia del país.

Haciendo camino

La vecina de Longchamps tiene 46 y es mamá de cinco hijos. Es estudiante de la Licenciatura en Tecnología Ferroviaria en la Universidad Nacional de Lanús. Hace 14 años trabaja en el sector. Pasó por diferentes puestos e hizo carrera dentro de la empresa. Estuvo en la boletería y en encomienda. También fue secretaria en el área de mantenimiento de las estaciones.

"Hace casi seis años comencé con esta lucha. Fue intensa. Era un momento donde había un movimiento grande en el ferrocarril, había despidos. Pero aun así logré un ascenso y pude ser azafata arriba de la formación. Llevábamos trenes a Junín, Bahía Blanca y Mar del Plata”, contó en diálogo www.deBrown.com.ar.

Daniela abrió así un debate hasta ese momento inexistente. Cuestionó la imposibilidad de que las mujeres puedan acceder a este cargo en las unidades de larga distancia. “Era un tema que no se hablaba mucho, me decían que era cosa de hombres, pero en la línea de corta distancia sí había guardas femeninas. Eso me dio más fuerza y comencé a insistir más”, explicó.

Recién hace dos años, decidió plantearle esta problemática a su gremio: la Unión de Trabajadores Ferroviarios (UTF). “Quería que hagan fuerza conmigo porque quería llegar. Ellos siempre me apoyaron. Hasta que Trenes Argentinos consensuó poder darme la oportunidad”, expresó a este medio.

 

Llegó el día

Tras finalmente estar habilitada para postularse y aprobar el curso de un mes, el pasado 14 de octubre realizó su primer viaje en la unidad 301. Salió 6.28 de la estación Plaza Constitución hacia Dolores. “Llevé, nada más y nada menos que, a la comitiva de Trenes Argentinos. Fue mi viaje de bautismo como guarda ayudante”, aseguró.

 

En unos días más, Daniela se subirá al ferrocarril cumpliendo plenamente su nueva función, aquella que confiesa aprendió de los "guardas antiguos". “En breve viajaré sola y eso es una gran emoción. Es el lugar que quiero estar y la responsabilidad que quiero asumir”, sostuvo.

 

Marcando un nuevo camino

La browniana es una apasionada del tren y así lo demostró en cada puesto que le tocó ocupar dentro de la empresa. Siempre se superó y logró avanzar a cargos superiores.  “Este es un premio a la lucha, al esfuerzo, a no bajar los brazos. Mi deseo es que muchas mujeres que sienten la pasión en un puesto laboral y son cuestionadas por el género, avancen”, reconoció.

Y reflexionó: “Lo que me pasó a mi forjó un movimiento importante. Siento que estoy abriendo el camino de muchas chicas. Esta lucha se está expandiendo. Siempre me decían espera, ahora les digo a todos ellos que llegó el día”.

Notas relacionadas

Estación Mármol: el puesto de diarios que atesora 99 años de historia

¡Se agrandó la familia!: la casa de los transformers sumó un nuevo robot

El vecino de Mármol que es fanático de Freddie Mercury

¡Llegó Halloween!: un cosplayer de Mármol aterroriza con sus disfraces

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!