← Volver

El historietista de Mármol que con su obra llegó a Malvinas

domingo 27 de enero del 2019

Se trata de Gerardo Canelo. Una de sus ilustraciones fue encontrada en una cueva del archipiélago, que servía de resguardo para los soldados en la guerra. “Fue emocionante”, expresó el dibujante a De Brown. Conocé su historia.    

La historieta dibujada por el browniano Gerardo Canelo recorrió no sólo una enorme distancia sino también perduró en el tiempo. Es que una de sus páginas fue encontrada en una cueva de las Islas Malvinas.

Se cree que los soldados argentinos leían su obra, mientras se refugiaban en medio de la guerra con los ingleses. Sin embargo, esto es sólo una anécdota de la larga trayectoria del artista.

Sus inicios

Canelo nació en 1940 en Parque Patricios, pero a sus 20 años se instaló en José Mármol, en donde afianzó sus raíces y vive hasta el día de hoy. Su relación con la literatura se produjo a una muy corta edad.

“Desde chico que leo historietas. Lentamente fui entrando a copiar dibujos de revistas y me agarró así el metejón de ser dibujante”, contó Gerardo Canelo, en diálogo con www.deBrown.com.ar.

Así fue como su vocación lo llevó después de terminada la secundaria a ingresar en la Escuela Panamericana de Arte. Su primer trabajo relacionado con este mundo fue ilustrando envases de polietileno de distintos productos, desde alfajores hasta bolsas de plástico.

“Con un grupo de muchachos de la Escuela pusimos una especie de oficina en la zona cercana a Palermo para juntarnos y tratar de conseguir trabajo dibujando historietas”, explicó. Pero el plan no dio los resultados esperados y se disolvió.

 

La revista que llegó a Malvinas

A los 28 años, Canelo consiguió empleo en la editorial Columba. Su primera tarea fue ilustrar la adaptación de la película de la “Estación Polar Zebra”. La vida quiso que, una década más tarde, esa fuera la obra que misteriosamente llegara al monte de Tumbledown, ubicado en las Islas Malvinas, y seguramente a manos de los soldados argentinos.

“Fue emocionante, hubo muchas lágrimas mías y de mi esposa, pensando en los muchachitos que no fueron muy bien recibidos cuando retornaron de la guerra, es como que los escondieron”, relató el browniano a este medio. Al mismo tiempo, expresó su deseo que los jóvenes leyeron su historieta se encontraran actualmente sanos y salvos.

La obra fue hallada hace unos meses atrás por dos turistas en una cueva, lo que sorprendió gratamente al artista. Además, encontraron varios objetos como trozos de tela, utensilios, zapatillas, una especie de desodorante y unas maderas. Se cree que era de los soldados ya que en el lugar se había desarrollado en 1982 una de las últimas batallas contra los ingleses.

 

Trabajos

Columba fue sólo el primer paso del artista. Trabajó en cientos de medios, entre ellos, el conocido semanario argentino “Caras y Caretas”. Sus obras llegaron a Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos, España, Francia, Italia y Cuba. También aportó su humor político a medios locales de la zona.

“A mí me dan el guion y yo pienso cómo puede ser la cara, la ropa, las costumbres, el compañero. Decido el ambiente donde transcurre la historia. Soy el que enfoca el cuadrito, el que decide de qué punto mirar. Uno va construyendo esos personajes”, explicó respecto a su trabajo.

Ya, a sus 79 años, Canelo cosechó una carrera admirable convirtiéndose en un de los más importante artistas de Almirante Brown. “Es una profesión hermosa, pero que también depende de cada uno de sacarle un provecho económico y ese no es mi caso. Fue una profesión que me gustó hacer”, concluyó.

 

Notas relacionadas

Noticias de Brown, 6 años informando

“Efecto Manjatan”, la banda de brownianos que nació en un casamiento

Es ilustrador y su arte llegó a las bolsas de una librería de Burzaco

Malvinas en primera persona: “Lo más cercano al infierno es la guerra”

X