← Volver

De Adrogué a Atenas, una browniana que se abre paso en Europa

martes 23 de enero del 2018

Analía Mayta es directora y dramaturga. Presentará su última pieza teatral “Las Idiotas” en Grecia. Fue invitada por la compañía "Fade Out" para participar del estreno mañana, 24 de enero, en el teatro Avaton.

La historia de Analía confirma que, con esfuerzo, se pueden lograr los sueños. La browniana presentará mañana su última obra teatral “Las idiotas” en Atenas, en Grecia. Le parece increíble y surrealista a la vez, pero ya es un hecho. A horas del debut, dialogó con Noticias de Brown sobre sus expectativas.

La cita será el próximo miércoles 24 de enero, cuando el reloj toque las 21 en ese país, en el teatro Avaton. Allí, la dramaturga, de 40 años y oriunda de Adrogué, observará su creación. Será la invitada especial.

Analía, que además es directora, actriz y profesora, fue convocada por la titular de la compañía teatral Fade Out, Ioanna Niaxa, para presenciar la función. “Ella se enamoró de la obra. Hasta ahora, es la primera vez que se traduce una obra al griego”, expresó en una charla exclusiva con www.deBrown.com.ar.

El estreno lleva años de preparación y mucho trabajo. Analía conoció a Ioanna en 2015, en el Festival Internacional de Trieste, en Italia. En ese escenario, “Las idiotas” se enfrentó al mundo por primera vez; un nacimiento que la catapultó a cruzar otras fronteras europeas.

“Estuvimos en el momento y el lugar correctos”, reflexiona la browniana. Pero el mérito es sólo suyo y es producto de un largo camino de instrucción. Es licenciada en Dirección Escénica de la Universidad Nacional de las Artes (UNA); profesora del Centro de Producción y Formación Artística Cultural N°1 de Almirante Brown (CePEAC); y se prepara para realizar una maestría.

-¿Cómo nació “Las idiotas” y de qué trata la trama de la obra?

-“La obra se empezó a ensayar en 2014. 'Las Idiotas' es la historia de cuatro amigas de la infancia que reciben una carta cada una y se reúnen a leerlas todas juntas porque no se animan a hacerlo solas.

Cada carta contiene un mensaje de su interés amoroso. Además, cada una de las chicas, que están en sus 30, es un estereotipo de mujer. Está la enamorada del amor que vive en una idealidad; la intelectual que cree que el amor está sobrevalorado; la que se quiere casar y tener hijos, una digna hija del patriarcado; y la que en algún punto es la más liberal, la que se relaciona con el amor mediante el sexo y es súper apuntada con el dedo patriarcal por disfrutar de eso.

¿Cómo fue el proceso de escritura del libreto?

-Fue la primera obra que escribí mientras la estaba haciendo. Durante los ensayos la fui escribiendo, por lo que tuve mucha ayuda de las actrices. Cada una fue modelando cada personaje y su profundidad. En principio, quería una comedia más liviana porque venía de dirigir y escribir muchas tragedias. Quería darme todos los gustos, hacerlas bailar y cantar.

Ese intercambio estuvo muy bueno porque las mismas chicas me corregían, estaban súper adueñadas de sus personajes. Eso fue muy rico para mí.

-Y vio la luz por primera vez en suelo extranjero…

-Esa fue una experiencia aterradora, pero gratificante después. No sabíamos que iba a pasar. La estrenamos en junio de 2015 en Italia y en julio la trajimos a Buenos Aires en La Lunares teatro. Allí siguió durante todo 2016.

En Italia la recepción del público fue genial. Nunca nos esperamos que la gente entendiera tanto como lo hicieron. La obra consta de 4 capítulos, que de alguna manera son las cuatro historias de ellas entrelazadas. Por eso, hicimos un resumen de cada capítulo y fue eso lo único que subtitulamos. También tradujimos las canciones para que se entienda un poco el sentido.

¿Qué significa para vos llegar con tu obra a Atenas?

-Fue algo que no estaba para nada planeado, yo me enteré en agosto del año pasado que se iba a presentar allá. Y en octubre se empezó a barajar esta idea loca de que yo fuera al estreno. Ahí empezamos las negociaciones con la embajada y cancillería, hasta que finalmente nos confirmaron los pasajes.

Estoy muy ansiosa, emocionada, son muchas sensaciones al mismo tiempo. Lo más loco es que sea justo en Grecia, con lo que significa para que hacemos teatro ese país. Ver mi obra traducida al griego que es la cuna del teatro occidental es muy fuerte para mí. Hay como un plus, una mística que se arma alrededor de esto. Ya fue re fuerte estar en Atenas viendo el primer teatro que hubo, entonces esto ya es surrealista.

 

Brown

En el CePEAC dicta clases de “Análisis de la Dramaturgia Literaria y Escénica II”. “Me gusta mucho, es una materia teórica para formar profesores de teatro”, manifestó Analía a este medio.

No obstante, lamentó que la continuidad de la carrera peligre. “Estamos luchando porque este año no va abrir la orientación porque la inspectora artística así lo consideró”, advirtió.

El conflicto tiene larga data. En ese establecimiento, que abrió sus puertas por primera vez en 2016 y depende del Gobierno bonaerense, el año pasado no se dictaron clases durante el primer semestre por falta de módulos y designación de profesionales; lo que también afectó la puesta en marcha de los cinco talleres de extensión con los que contaban.

A futuro

Sobre el distrito destacó la importancia de seguir generando nuevos espacios teatrales. “El distrito necesita una escuela de arte dramático que pueda darle a los vecinos la posibilidad de estudiar sin tener que irse a Capital”, señaló Analía.

Adelantó que seguirá haciendo crecer su compañía Grupo Subsuelo y desarrollando el ciclo de obras breves que funciona actualmente en la Ciudad, pero con la intención de traerlas a sus tierras. “Quiero que la disfruten los vecinos de Almirante Brown”, concluyó.

 

Por: Yasmin Rahhal.

 

Notas relacionadas

De Burzaco al mundo: fue elegida la mujer de la semana por Avon

Glew: ofrece cortes gratis a personas de bajos recursos

Día del Maestro: 50 años educando a generaciones de brownianos

Una browniana entre las mejores dramaturgas latinoamericanas

X