← Volver

Es de Calzada y dirige la banda de la Escuela Naval

Compartir en:

miércoles 12 de febrero del 2020

Se trata de Marcelo Alejandro Adan. Durante su carrera, supo mezclar su amor por la música y los barcos. "No fue fácil, pero sí muy fascinante", expresó a De Brown. Conocé su historia.

Lo que para algunos suele ser una incógnita hasta su vida adulta, para Marcelo Alejandro Adan -oriundo de Claypole- ya estaba claro a los 15 años: quería ser músico. Pero no cualquiera. Deslumbrado por el traje de marinero, soñaba con rodearse de naves.

“Cuando miraba la tele, siempre veía los barcos y me llamaban la atención, me gustaban”, confesó el browniano en diálogo con www.deBrown.com.ar. Fue así que siendo un adolescente se inscribió en la Escuela Naval Militar. Hoy, a tres décadas de aquella decisión, dirige la banda de música.

 

Su historia

Los dos primeros años, Adan debió estudiar como pupilo. Luego, a lo largo de su carrera, pasó por varias bases de la marina. Una de ellas estaba situada en Usuahia, a miles de kilómetros de su ciudad natal. Por suerte, su familia lo acompañó en esta decisión y viajó al Sur con él.

“Uno tiene que dedicar muchas horas, mucho tiempo a lo que hace y descuidar a veces otros momentos importantes de la vida, como cumpleaños, aniversarios. No fue fácil, pero sí muy fascinante para mí”, expresó.

Su rol, primero como ejecutante de tambor y el clarín; y luego de trompeta, le abrieron las puertas a experiencias maravillosas. En 1997 estuvo durante nueve meses a bordo de la Fragata Libertad, una embarcación que tiene como misión principal completar la formación profesional de Guardiamarinas.

“Fue una experiencia excelente, tanto por lo que aprendí como por los países que recorrí. Era la tercera vez que el buque hacía la vuelta al mundo completa. Recorrí 19 países y 22 puertos”, detalló.

Entre sus grandes anécdotas destaca cuando arribaron a la ciudad de Osaka, Japón. “Que haya una bandera nuestra y argentinos, lo llena a uno de un sentimiento de Patria y soberanía que es hermoso”, agregó.

 

Su rol dirigiendo

Hace dos años está al frente de la banda de la Escuela Naval Militar, un cargo que lo llena de orgullo pero que también implica un desafío personal. Entre sus funciones están la de armar repertorios, hacer arreglos musicales y acomodar el sistema de protocolo ceremonial. Participó recientemente de eventos como el aniversario de Almirante Brown.

“Es muy divertido y a la vez es una responsabilidad muy grande ser el maestro porque tenés 45 personas que tienen que hacer lo que uno le pide, que es lo que demanda la música”, explicó a este medio.

Actualmente, vive en Rafael Calzada junto a su esposa y sus cinco hijos. Confiesa que ellos fueron claves para su carrera. “Estar aferrado a la familia hace que haya podido seguir y llegar a donde estoy ahora”, concluyó.

 

Notas relacionadas

Una vecina de Burzaco fundó ocho bibliotecas en distintas cárceles

Es de Longchamps, integra el coro del Colón y actuará en una obra online

La emotiva carta de una profesional del Meléndez sobre la donación de plasma

Es de Glew, tiene hipoacusia y se sumó a la lucha contra el Coronavirus

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!