← Volver

Esposaron a una enfermera en la UPA de Longchamps: ¿Qué pasó?

Compartir en:

martes 30 de marzo del 2021

Se habría negado a extraerle sangre a un detenido e insultado al personal policial. Desde la institución informaron que la profesional tenía que atender una emergencia. Mirá el video.

Un confuso episodio tuvo como escenario la Unidad de Pronta Atención de Longchamps. Una enfermera fue esposada por negarse a realizar una extracción de sangre a un detenido. Según trascendió, esto se habría debido a que tenía que atender de forma urgente a un paciente cardíaco.

¿Qué pasó?

Ocurrió el pasado domingo y todo quedó grabado por los presentes. Según informaron fuentes oficiales a www.deBrown.com.ar, personal policial trasladó a un hombre, acusado de herir a su propio hijo con un arma blanca en la zona abdominal. Fue en el marco de una discusión familiar.

Producto de ello, el implicado de 64 años fue trasladado a la UPA local, ubicada a metros de la Comisaría. Fue a los fines de realizarle una extracción sanguínea y muestra de orina. Éstas son medida de rutina en este tipo de casos.

Polémica

La información policial indica que fueron "mal recibidos" por la enfermera, quien se negó a realizar la práctica. Habría argumentado que el personal debían traer los elementos para efectuar dicha tarea.

La profesional habría comenzado a insultar a los efectivos y hasta se habría abalanzado a una de las agentes. En ese momento, se la habría reducido a la espera de que lograra tranquilizarse. Sin embargo, la versión de los trabajadores del lugar es diferente.

“La Policía por cercanía suele traer a los presos para que hacerle los análisis en esta Unidad. Pero eso no corresponde porque los oficiales saben que tienen su centro médico para la atención. Los tienen que llevar ahí para el control, pero por comodidad los traen acá”, contó Norma, una de las enfermeras presentes durante aquella jornada, en diálogo con www.deBrown.com.ar .

Y agregó: “mi compañera estaba atendiendo a un paciente que ingresó con dolor de pecho. Por sus antecedentes y sintomatología consideró que era un código rojo y tenía prioridad de atención. Entonces fue a buscar la historia clínica para derivarlo al showroom y cuando pasa por uno de los pasillos, la policía sale de atrás de una columna y le coloca las esposas. Fue sin avisarle ni decirle nada”.

Ante este escenario, la profesional observó paradójicamente que “el detenido se encontraba sentando y sin esposas”. “No es competencia de enfermería hacer las extracciones sanguíneas, lo hacemos por colaboración. No nos corresponde, la Ley no nos habilita. La agente sintió que mi compañera se negaba y lo hacía con todo derecho, porque no somos extraccionistas. Tampoco acatamos las órdenes de un policía, trabajamos en una institución de salud y acatamos órdenes médicas”.

Asimismo precisó: “no tenemos por qué permitir este atropello y que nos falten el respeto. La prioridad de atención la damos nosotros. Ellos actuaron mal. Nosotros damos todo, exponemos nuestra propia vida por el bien del otro, no estamos para perjudicar a nadie. Respetamos a las personas, y exigimos lo mismo”.

A raíz de la situación, la profesional damnificada estuvo internada este lunes en la Clínica IMA de Adrogué. Allí se sometió a una serie de chequeos.

La causa

Fue caratulada como “Averiguación de Ilícito”. Intervino la Unidad Funcional de Instrucción N°4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Participó la Comisaría de Longchamps.

Hesurmet - Sociedad
Notas relacionadas

Inauguraron el "Paseo de las Mujeres y Disidencias" en Malvinas

Malvinas en primera persona: “La guerra es algo oscuro”

Dos Santos brilla en el atletismo y sueña con los Juegos Olímpicos

"Es un arranque positivo porque enfrentamos a rivales difíciles"

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!