← Volver

La historia de la browniana que es peluquera de la Armada

Compartir en:

viernes 15 de enero del 2021

Se trata de Lorena Soledad Ávalos, de 36 años. “Hasta con el buque navegando corté el pelo”, confesó a De Brown. Leé mas.

La pasión de Lorena Soledad Ávalos por la Armada comenzó desde muy joven cuando veía a los agentes con sus uniformes. Pese a los obstáculos que se le presentaron en el camino, logró ingresar. Hoy acumula más de una década de historias como peluquera en la Base Naval Puerto Belgrano.

Su historia

Lorena pasó parte de su infancia en José Mármol. A los seis años, su mudó junto a su madre a la ciudad de Punta Alta, ubicada en el sudoeste de la Provincia. Ese fue el lugar donde conoció su vocación y se enamoró de ella.

Cuando cumplió 18 años, estaba decidida: quería entrar. No sería tan sencillo. Es que justo había quedado embarazada de su primera hija y la institución no aceptaba en ese momento a mujeres con hijos. Su sueño parecía ya inalcanzable.

Sin embargo, su suerte cambio. Cuando transitaba sus 24 años- justo el límite de edad para entrar-  aquel requisito que le negaba la posibilidad de cumplir su meta, cambió. Ella no desaprovechó la oportunidad.

“Dije: ‘El no ya lo tengo’. Entonces rendí y fui aprobando todas las instancias para ingresar”, contó Ávalos, en diálogo, con www.deBrown.com.ar. Y precisó: “Uno entra y tenés muchas especialidades para seguir. A mí lo que más me había gustado era peluquera y conductora. Me tocó peluquera”.

Si bien ella realiza tareas en la base, tuvo la oportunidad de sumarse a una experiencia por mar. “Me embarqué en un destructor, en el ARA Almirante Brown, y fuimos a participar de Unitá en Brasil. Ahí, hasta con el buque navegando, corté el pelo”, contó.

Ser mujer en la Armada

Sus dos hermanas menores también forman parte de las Fuerzas. Una se desempeña en el área administrativa, mientras que la otra se ocupa de la comunicación. Asimismo, la browniana  resaltó que en el último tiempo se abrió cupo femenino para ciertas tareas que antes eran exclusivas de los hombres.

“Trabajo con todo personal masculino, soy la única femenina ahí. No te hacen diferencia para nada y si te puedan ayudar, lo hacen. En mi caso, ellos son más antiguos que yo, siempre trabajamos a la par”, resaltó.

Su rol como madre- ahora de cuatro niñas- jamás les impidió desarrollar su tarea y de hecho recibe constantemente el apoyo de sus pequeñas. “Uno siendo mamá puede trabajar en una fuerza lo más bien”, subrayó a este medio.

Actualidad

Ávalos se desempeña como Cabo Principal Apoyo General. Sueña con ser Suboficial Mayor y poder participar de una campaña Antártica. Asimismo, se muestra agradecida con los valores y conocimientos que adquirió en a largo de su carrera.

“Definiría la Armada como una institución que te permite desarrollarte tanto personalmente como profesionalmente. Profesionalmente, en el caso de que uno siempre va a aspirar a más”, concluyó.

Notas relacionadas

Tienen 100 y 98 años: su historia de amor atraviesa las últimas siete décadas

Mármol: tiene 19 años y junta mechones para pacientes oncológicos

Kajuna Burger abre una nueva sucursal y regalará 200 hamburguesas

Una browniana lanzó un servicio de remis solo para mujeres

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!