← Volver

Son de Brown y fueron distinguidos por su música en España

domingo 6 de octubre del 2019

Micaela Díaz y Nicolás Flores recibieron un reconocimiento por su trayectoria en Mallorca. En lo que va del año, llevan realizados más de cuarenta shows en la Isla. Conocé su historia.

Micaela Díaz y Nicolás Flores, son una pareja de jóvenes brownianos que, además de ser compañeros de vida, comparten la pasión por la música. Sus melodías latinoamericanas lograron enamorar a los europeos. Esto los llevó a convertirse en el segundo grupo argentino más exitoso en Mallorca, una de las Islas Baleares de España.

“Micaela Díaz y la máquina de Flores”, nació naturalmente entre guitarras, voces y esas ganas contagiosas que los desbordaban. Lo que comenzó como un sueño en aquellas tierras lejanas, atravesó sus expectativas y alimentó este proyecto enorme que hoy abrazan.

 

Caricias al alma

Lograron conquistar a un público tan amplio como diverso y logró que hasta los turistas más reacios se levanten de sus mesas para bailar el típico cuarteto argentino. Así fue como Micaela pasó a ser conocida como “la voz latina de Mallorca”.

Con el tiempo, los reconocimientos no tardaron en llegar. “En mayo se realizó un gran evento de la Agrupación Argentina Mallorquina, donde se galardonó a diferentes personalidades con trayectoria en la Isla. Ahí estuvimos nosotros y fue un orgullo”, expresó Nicolás Flores, en diálogo con www.deBrown.com.ar

Poco después, se llevó adelante un importante festival que congregó a las principales artistas femeninas del lugar. “También participamos. Fueron grandes cosas que nos pasaron y nos hicieron notar que todo iba cambiando para bien”, agregó el artista.

Ya llevan realizados cuarenta shows en lo que va del año en la Isla, un número enorme para una banda que se formó a pulmón. “Tenemos tres más la semana que viene. Uno de ellos, es una fiesta argentina en Palma. Estamos preparándonos con todo porque es un evento nuevo”, señalaron.

Pero eso no es todo. La agenda sigue creciendo, los sueños también. El domingo 27 de octubre fueron convocados a participar de un gran espectáculo a beneficio de los “desahuciados por los alquileres abusivos”. Se trata de una propuesta que busca concientizar sobre esta problemática que afecta a los españoles. Participarán reconocidas bandas y se espera una gran convocatoria de público de diferentes partes de Europa.

 

Lo que se viene

Respecto a sus próximos proyectos, los brownianos anticiparon que están trabajando intensamente en su primera producción discográfica.

“El repertorio propio está relacionado con lo social, lo emocional y lo psicológico. Tenemos alguna balada de amor, pero casi todos los temas están enfocados en estas cuestiones existenciales. Muchas críticas al modelo actual de vida, el lado B, el boom de las redes sociales y la globalización”, explicó Nicolás.

 

Detrás de la música, una historia de amor

Micaela es de José Mármol y la voz del grupo. Nicolás es de Longchamps, toca la armónica y la guitarra, además de encargarse de la producción. Son pareja y padres de dos niñas, Alba (mallorquina) y Felicitas (argentina). Su historia de amor comenzó en Burzaco, donde se conocieron a través de amigos en común.

“Tenía un grupo que se llamaba Queso y Dulce, hacíamos tango con armónicas. Así conozco a Mica. En una oportunidad, siendo teloneros de Luis Salinas, nos vino a ver y pegamos buena onda”, recordó.

Pero, al poco tiempo de conocerse, la browniana debió partir rumbo a Andorra por motivos laborales. Él decidió visitarla unos meses después. Finalmente, sólo con una guitarra, sus voces, años de experiencia y muchas ganas, se animaron a crear un conjunto musical.

“En 2014 estábamos en Andorra con ganas de hacer música. Decidimos ir a probar suerte a Barcelona, un lugar que se caracterizaba por su bohemia, pero no fue como lo esperábamos. Había que pedir permisos para cantar en la calle, todo era más cerrado. Hasta que un compañero de su trabajo le ofrece venir a Mallorca unos días, y acá estamos. Es un lugar que nos sorprendió”, contó Nicolás.

 

Sobre el grupo

Así fue como nació “Micaela Díaz y la máquina de Flores”. En sólo un verano, pasaron por Barcelona y terminaron en Mallorca. Su innovadora música, que tiene un poco de folclore, pop, cumbia y cuarteto, mezclado con electrónica, terminó enamorando a los europeos.

“Queríamos traer nuestras raíces y fusionarlo con electrónica que es un estilo que se escucha mucho acá. El cuarteto pegó muchísimo y es un orgullo que nuestra música se vaya conociendo”, sostuvo a este medio.

Finalmente, los brownianos decidieron volver a Longchamps, donde nació su primera hija Felicitas y estuvieron viviendo más de un año. Sin embargo, añoraban lo que habían logrado en aquella isla de España. Decidieron volver a probar suerte en 2016. Fue tanto el éxito que tuvieron que decidieron instalarse y seguir el camino de sus sueños.

Para conocer más sobre esta linda historia, pueden seguirlos a través de su Facebook o Instagram.

Notas relacionadas

Con ocho años, Simón ya lanzó su primer disco de rock

De Burzaco al Teatro Colón: tiene 14 años y es una promesa de la danza

Ignacio Bogino, el jugador de Brown que dibuja y escribe un libro

Video: Jeremías Ponce mano a mano con Noticias de Brown

X