← Volver

Son de Calzada y con su móvil llevan cultura a todo el país

miércoles 21 de agosto del 2019

Gabriel es pintor y Ana concertista de piano. Hace más de tres décadas recorren las rutas argentinas en su camión buscando movilizar el interés de niños y jóvenes por la música, la poesía y el arte. Conocé esta gran historia.

Gabriel Guiñazu, vecino de Rafael Calzada, tenía un sueño que acunó desde su juventud. Esa fantasía- que comenzó como una aventura cautivante en la década de los 80- se materializó años más tarde con el ya famoso móvil de arte, emblema de Almirante Brown. Ahora, junto con su compañera de ruta, llevan alegría y colores a todos los rinconcitos del país.

Su historia

Él es pintor y poeta. Ella, la reconocida concertista Ana Villarreal. De la mano recorren desde los pueblos más recónditos y fronterizos hasta colegios de elites, aquellos de la periferia del conurbano, comedores y geriátricos. Una pareja ejemplo que los caminos se pintan con pinceles y los sueños se hacen realidad.

Aunque el vehículo multicolor ha cambiado de aquel primer jeep IKA 1966 con el que iniciaron, su espíritu se mantiene inalterable. Actualmente, es un equipado camioncito Isuzu, al que ya le han hecho recorrer miles de kilómetros, visitar unas 4000 escuelas y donde miles de pequeños de diferentes puntos del país pusieron su firma y se convirtieron en artistas por un rato.

“La trascendencia tiene que ver con el esfuerzo. Siempre dentro del objetivo central que es que el chico reciba una caricia de la cultura, que el adolescente te vea en acción y diga: ‘mira qué lindo’ o que el adulto se ría de manera cómplice aunque no entienda que está pasando”, expresó Gabriel en dialogo con www.deBrown.com.ar

El móvil lo cargan con arte. Lleva libros, lápices, papeles y el piano de Ana. También pinturas del propio Gabriel, Pérez Celis, Josefina Robirosa, Felipe Noé, Víctor Quiroga, Juan Doffo, Enrique Salvatierra, entre otros artistas nacionales.

“Hay algo mágico en él que siempre me superó. Viajó por todo el país de norte a sur, con ayuda y sin ayuda, con plata y sin plata, con recursos y sin recursos. Dormimos en su interior, en colegios y en hoteles de lujo. Pasaron muchas cosas. Fui testigo de una época”, agregó el impulsor de la idea sobre su medio de transporte.

 

El comienzo de la aventura

A los 20 años, Gabriel Guiñazú decidió dejar Buenos Aires y largarse a recorrer escuelas del interior. “Por los 80 no arranqué con un camión, sino con una mochila con un proyector de diapositivas. Esto me llevaba a los establecimientos educativos a hablar de arte como conferencista. Mostraba imágenes, leíamos poesías, brindaba charlas. La historia arrancó como un juego, como empieza todo en la cultura”, indicó a este medio.

Sin embargo, un día también imaginó con montar cuadros en su travesía. Pero se dio cuenta que necesitaba de mucho más que una mochila y un proyector para hacerlo. Era indispensable un vehículo para transportar las obras. Fue así como en 1985, llegaría el primer móvil a su vida. También Ana Villarreal, su piano y su música.

“Para poder llevar a cabo mi proyecto hablé con pintores amigos. Fui a ver a Felipe Noé, mi profesor en los inicios, y le dije que me preste una de sus pinturas para llevarla a Chaco, así los niños podrían conocer lo que esto significaba. Él me dio un cuadro muy importante que aún conservo y ese fue el inició”, explicó el vecino browniano.

Luego, comenzó a pedirles a grandes artistas argentinos que le donen o presten algunas de sus creaciones para poder llevarlas por todas las instituciones. De a poco fue armando una colección que expuso por incontables lugares del país.

Gabriel insiste en que nada sería posible si no fuera por la ayuda de muchísima gente que desde hace años cree en el proyecto y le da una mano. Es que a lo largo de esta historia han pasado luchas, sorpresas, desafíos, sinsabores, convocatorias, pero sobre todo sonrisas. “Tengo jóvenes de 30 años que me siguen diciendo profe o me recuerdan que pintaron conmigo. Ahora lo hago con sus hijos. Es una cadena de amor”, indicó emocionado.

 

Entre la música y la pintura

En el móvil estas dos expresiones artísticas se fusionan mágicamente. Los talleres de pintura que brinda Gabriel y las magníficas clases musicales de Ana son el alma de esta propuesta cultural que sigue igual de vigente que el primer día.

“Ana es una gran profesional que cargo su piano y lo llevó por todo el país. Hace un espectáculo que se llama ‘De Mozart, Mapuches y Rock’ donde los chicos, en este concierto didáctico, van paseando desde el origen de la música hasta nuestros días. Una parte es clásico con Chopin o Beethoven, después pasa a los cancioneros indígenas hasta la canción popular”, explicó.

Estos talleres son participativos ya que los niños pueden tocar diferentes instrumentos. También bailar carnavalitos, vals o danzar con cintas.

“En mi trabajo de pintura, por otra parte, llevo muy buenos y reconocidos artistas. Además enseño con mucho movimiento corporal, adaptándome siempre a los diferentes niveles y edades de los chicos”, sostuvo.

 

Anécdotas: una de tantas

“En el año 90 comencé a ir a Pinamar. Un día un hombre me corre por la calle y me dice que es productor de Badia. Había visto el camión pasar y quería hacerme una nota. Juan Alberto invitaba a los oyentes a pintar en el móvil de arte desde su programa. Agarraba el micrófono lo anunciaba y se me llenaba de gente. A partir de ahí me hice su amigo”, contó Gabriel recordando al querido locutor.

 

¿Dónde podemos encontrarlo?

Todos los sábados y domingos a partir de las 13, el móvil se ubica en la Plaza Güemes, lindera a la estación ferroviaria de Calzada. “Pongo mesas al aire libre y allí brindo mi taller”, indicó.

Entre tantas recorridas por la Región, días atrás estuvieron compartiendo su arte en el merendero Sol de Mayo de la misma localidad. “Ahí pintaron 80 chicos y la pasaron espectacular. Fue una fiesta. Un clima de amor inenarrable, quería que todos estén contentos con los pinceles, pinturas y carteles enormes que hicieron. Es un lugar solidariamente bello acá en Brown”, explicó.

Notas relacionadas

De Burzaco al mundo: fue elegida la mujer de la semana por Avon

Glew: ofrece cortes gratis a personas de bajos recursos

Día del Maestro: 50 años educando a generaciones de brownianos

Una browniana entre las mejores dramaturgas latinoamericanas

X