← Volver

A un año del brutal asesinato de una niña, no hay detenidos

Compartir en:

miércoles 8 de enero del 2020

Se trata de Joselin Mamani, vecina de Longchamps, quien había recibido 32 puñaladas. Su padrastro y hermanastro son investigados por el hecho. Reclaman justicia.

 

El crimen de Joselin Mamani, de 10, horrorizó a todo Longchamps. Su madre la encontró en el piso de su casa, en medio de un charco de sangre, con 32 puñaladas. Este martes se cumplió un año de aquel atroz hecho… ¿y los culpables?

Un grupo de feministas salió ayer a las calles de Adrogué a reclamar Justicia por la pequeña. Es que aún no hay detenidos por el caso. Sin embargo, están imputados Carlos y Rubén Correa, padrastro y hermanastro de la víctima, respectivamente.

“No se han realizado las pericias de ADN para descubrir si en la escena del femicidio hay sangre de otros tipos, que corresponda a alguno de los imputados. Dijeron que no se hicieron porque desde el gobierno provincial les dijeron que no había presupuesto”, contó Yunuem, allegada a la madre de Joselin, en diálogo con www.deBrown.com.ar.

El caso está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción N°2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Está a cargo la fiscal Fabiola Juanatey.

"No le están dando prioridad al hecho de que hay un femicida libre, que asesinó con muchísima saña a una niña de 10 años en su propia casa y que esto es un peligro para toda las mujeres y niñas del barrio donde se encuentre esa persona", advirtió.

El crimen

Ocurrió el 7 de enero de 2019, en Ricardo Silva al 1400. Zaira, madre de la víctima, declaró que había partido a  las 10.30 para dirigirse al banco y que su hija quedó sola. Cuando regresó, poco después del mediodía, encontró la puerta de rejas abierta y el sangriento escenario.

La menor había recibido 17 puñaladas en el rostro y otras 15 en la espalda. Al requisar el lugar, se comprobó que faltaba ningún objeto, excepto un juego de llaves por lo que se descartó rápidamente el móvil de un robo.

En este marco, los Correa fueron señalados como los principales sospechosos del crimen. Según trascendió, la madre de Joselin había tenido una larga relación con Carlos que había decido terminar meses atrás.

“Intentó estrangular a Zaira, la golpeaba muy brutalmente y esa fue parte de la decisión de ella de cortar el vínculo”, detalló  Yunuem y agregó: “Tenían una casa en común, él había participado de la crianza de la nena. Entonces volvía, daba vueltas. Y el hijo de Carlos también estaba por ahí, no era en concreto violento con la nena ni con ella”.

 

Hesurmet - Sociedad
Notas relacionadas

Brutal incendio en un depósito de colectivos

Alerta cuarentena: se registraron 55 femicidios en Argentina

Cuenta DNI: descuentos en supermercados para beneficiarios del IFE

Dos nuevos fallecidos por Coronavirus en Brown

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!