← Volver

Claudia Piñeiro, la vecina de Burzaco que triunfa en la literatura

Compartir en:

miércoles 26 de agosto del 2020

Se recibió de Contadora, pero mientras estaba ejerciendo se dio cuenta que quería dedicarse a su verdadera vocación: la escritura. Recientemente publicó su nueva novela: "Catedrales". Conocé su historia.

*Imagen: Juano Tesone

Claudia Piñeiro escribió toda su vida y si bien sus textos eran halagados por quienes los leían, le llevó varios años descubrir que realmente quería dedicarse a ello. Estudió otra carrera y la ejerció, pero con el paso de los años su vida dio giro de 180° y se involucró de lleno en el mundo de la literatura.

Sus novelas son un éxito y, varias de ellas, fueron llevadas a la pantalla grande durante los últimos años. La browniana además se desempeñó como guionista de reconocidas tiras televisivas que dejaron su huella.

Vida

Su historia se remonta a las calles de Burzaco. Asistía al colegio Gabriela Mistral, llamado así en honor a la poeta chilena, quien fue la primera mujer iberoamericana​ en recibir un premio Nobel. Tal vez aquella sería una de las tantas señales de que su camino estaba marcado por las letras.

“Las maestras le decían a mi madre que tenía que guardar lo que escribía porque se ve que para la edad estaba bien. Escribí desde siempre, lo que pasa es que nunca me pensé escritora porque en mi familia no había artistas, ni nadie relacionado con ese mundo”, expresó Piñeiro en diálogo con www.deBrown.com.ar.

Fue así que cuando terminó la secundaria comenzó a estudiar para convertirse en contadora. Si bien en un principio el plan era seguir Sociología, algo no tan alejado de su actual profesión, era 1978. El entonces gobierno dictatorial había decidido cerrar ese tipo de carreras.

“Si bien no era Letras, era una carrera más a fin que Ciencias Económicas porque es humanística y mucho de lo que escribo tiene una mirada sobre la sociedad”, explicó la browniana quien mientras cursaba se refugió en talleres literarios para poder seguir desarrollando su talento con la pluma.

 

Cambio de rumbo

Claudia se recibió y comenzó a ejercer, pero nunca dejó de escribir. Quedar seleccionada entre los 10 finalistas del concurso de una editorial española fue lo que le dio una bocanada de esperanza.

“Fue el primer espejo que me devolvió algo de afuera que me decía que si me esforzaba, trabajaba y aprendía un poco más, a lo mejor algún día, podía ser escritora”, expresó.

Así, la browniana entró en un lento proceso para alcanzar lo que tanto anhelaba, aunque siempre con los pies en la tierra. “Es un poco ‘naif’ decir ‘dejé todo y me dediqué a escribir’ porque a lo mejor escribís una novela que la terminas en tres años y con suerte te pagan algún derecho. No es tan fácil”, advirtió.

Con aquella realidad sobre sus hombros, empezó a trabajar como redactora en una editorial de revistas y fue creciendo en responsabilidades. A la par, comenzó a estudiar guion y su talento la llevó a ser parte del equipo de grandes novelas como “Trillizos”,  “Yago, pasión morena” y “Resitiré”.

 

Del borrador al libro

Después de mucho esfuerzo y de haber golpeado varias puertas, su gran momento llegó a principios del 2005 con la publicación de su primera obra “Tuya”. El relato había sido anteriormente ganador del premio Planeta. “No es fácil de que te lean en una editorial ni que te publiquen”, confesó la escritora.

Sin embargo, con sólo ocho meses de diferencia, lanzó su segundo libro “Las Viudas de los Jueves” merecedor del premio Clarín. “Por ser un premio mediático, que salís en la tapa de un diario, que te hacen entrevistas por todos lados. Fue la gran explosión”, contó y resaltó: “La sensación fue que ahí había una oportunidad”.

Esta última novela fue un éxito en ventas: más de 500 mil ejemplares fueron comprados. Asimismo, las impactantes tramas de ambos textos hicieron que pasaran del papel a la pantalla grande. También lo harían los posteriormente publicados “Betibú” y “Las grietas de Jara”.

 

Su más reciente obra

El 2020 la encuentra con más de una decena de obras publicadas. “Catedrales” es su trabajo más reciente. Se trata de una familia de Adrogué conformada por tres hermanas. Una de ellas, Ana,  apareció quemada y descuartizada en un terreno baldío. 30 años después el misterio de aquel crimen continúa.

“Los personajes toman distintos rumbos. La mayor se hizo una activista católica fervorosa; la más chica aceptó su ateísmo y se fue a vivir a España y el padre, con su único nieto y una amiga de Ana, sigue intentando saber qué fue lo que sucedió. La novela es eso, intentar armar con todos un rompecabezas de qué fue lo que pasó y qué responsabilidad tuvo cada uno”, anticipó.

Y agregó: "Tiene que ver con la lucha de las mujeres. También con la hipocresía y cómo se ha dejado a muchas libradas a su suerte porque el aborto sigue siendo ilegal en la Argentina, porque hay determinadas formas que no se pueden contar, porque hay roles asignados hacia las mujeres de los que no se pueden salir. Muchas cuestiones que los personajes de la novela se van planteando”.

¿Cuál es el siguiente proyecto de la browniana?

Se encuentra escribiendo una serie para Netflix junto con Marcelo Pineyro. Se trata de “El Reino”, cuyas grabaciones debieron detenerse por la pandemia.

La ficción cuenta con las actuaciones del Chino Darín, Nancy Dupláa, Joaquín Furriel, Peter Lanzani, Mercedes Morán y Diego Peretti. Sin duda, promete ser otro éxito de esta talentosa vecina de Burzaco.

 

 

Notas relacionadas

Tras 25 años de búsqueda, una vecina de Glew halló a su madre

A través de su Instagram, una browniana ayuda a las madres con la lactancia

Abuela guerrera: "Yoli" cumplió 110 años

Es de Adrogué, tiene cuadriplejia y sueña con abrir su taller de sublimado

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!