← Volver

Tiene leucemia y vive en Casa Garraham: necesitan urgente acondicionar su cuarto

Compartir en:

martes 10 de mayo del 2022

La niña de cinco años es de Glew. Juntan dinero para que realice el tratamiento en su hogar. "Hace dos meses estamos acá. La chica de servicio social dice que tengo que empezar a resolver la situación", contó su mamá a De Brown. ¿Cómo ayudarla?

Mía Zabala sufre leucemia linfoblástica aguda. El tratamiento dura dos años y es en parte ambulatorio en la medida que se garantice un ambiente óptimo. Al no tenerlo, la niña y su mamá están viviendo actualmente en Casa Garrahan. Es por eso que lanzaron una cruzada solidaria para recaudar fondos y construir un espacio adecuado.

 

Urgencia

La familia de Glew sufrió un duro golpe cuando el 16 de marzo le diagnosticaron la enfermedad a la pequeña de cinco años. Se trata de un cáncer de la sangre y la médula ósea que tiene altas posibilidades de ser curado: las probabilidades ascienden al 80%. 

“No tenemos casa propia, vivimos con mi mamá en un ambiente que no está en condiciones. Por eso, no me dejan llevarme a la nena. Ella tiene que estar sola y tranquila en una habitación que cuente con baño propio. Debe estar resguardada y con muchos cuidados”, explicó Yamila Acevedo, su madre, en diálogo con www.deBrown.com.ar .

Y agregó: “Hace más dos meses estamos viviendo en Casa Garrahan. Cada quince días tengo que renovar el permiso para estar acá. La chica de servicio social dice que tengo que empezar a resolver la situación. Obviamente, no me van a dejar en la calle, pero estoy hace bastante ya”.

 

La enfermedad

La leucemia linfoblástica aguda infantil es el cáncer más frecuente en niños. Puede afectar los glóbulos rojos, blancos y las plaquetas. “Recorrí muchos hospitales hasta dar con el diagnóstico. En el Gandulfo me derivaron al Garrahan. Acá el mismo día que vine supe lo que tenía. Fue un balde de agua fría, pero lo agarramos a tiempo”, aseguró.

Inicialmente, Mía transitó por múltiples transfusiones y estudios para combatir el cáncer. “La pasó muy mal. Ahora está estable y responde a las quimios. Al principio estas eran dos veces cada siete días y una punción lumbar y de la cadera. Con las semanas, varían o cambia el tratamiento”, explicó Yamila.

Finalizada esta etapa, el paso siguiente será realizar sesiones de quimioterapia más complejas. Estas requerirán internación y seguimiento permanente.

 

¿Cómo ayudarla?

Mía necesita con urgencia tener su propia habitación. Sus médicos especificaron, en este sentido, que esta debe contar con piso de cerámica, paredes y techos de material con la terminación adecuada que impida la corriente de aire y el surgimiento de humedad. Además poseer energía eléctrica, agua corriente y baño terminado con servicio de cloacas.

“Quisiera que me donen materiales para que todo sea transparente y se vea donde a donde se destinan. También sería de mucha ayuda tener una casilla para el resto de la familia, luego la vamos revistiendo y adecuando”, confió Yamila, quién también es mamá de Luz, Alma y Oseias.

 

Quienes deseen colaborar con Mía podrán hacerlo a través de las siguientes cuentas:

Yamila Elizabeth Acevedo

CVU: 0000003100093640619840

ALIAS: luz.mia.alma.ose

CUIT/CUIL: 27 38100747 2

 

MERCADO PAGO

Al número de teléfono 11 3281 6225 (Yamila)

 

Nación - Sociedad
HSM- Sociedad
Notas relacionadas

Don Orione: rescatan a un perro del interior de una tubería

Viruela del mono: confirmaron el primer caso positivo en Argentina

Uno de cada cuatro jóvenes no estudia ni trabaja en la Argentina

Restringirán el tránsito este domingo en Adrogué

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!