← Volver

Un browniano capta las maravillas del universo con su cámara

Compartir en:

jueves 9 de septiembre del 2021

Se trata de Javier, vecino de Longchamps, quien es astrofotógrafo. Tomó imágenes de diferentes planetas o galaxias. Conocé su historia.

Javier Aguilera tiene como hobbie llevar el Cosmos a su casa en Longchamps. Lo consigue debido a su pasión por la astrofotografía, la cual une el universo de la astronomía y el de retratar imágenes. Es así que capta las mejores escenas de distintos planetas, galaxias y estrellas.

“Es una disciplina, por la constancia y el trabajo de estudio. Es arte, que es lo que llama la atención de la gente. Y es ciencia, ya que se puede entregar lo hecho a distintos organismos”, afirmó el browniano, en diálogo con www.deBrown.com.ar.

Su inicio

Todo comenzó por la compra de unos binoculares con el objetivo de avistar aves. Sin embargo, en el camino hacia su trabajo, se topó con la luna llena en el horizonte y fueron los causantes del nacimiento de su nueva pasión.

“Me llamó la atención su tamaño y la miré con los prismáticos. No podía creer que observaba los cráteres. Me entusiasmé y empecé a investigar sobre este mundo. Me anoté en cursos gratuitos del Planetario. Arranqué y no paré más”, contó Javier.

De esta forma, adquirió su primer telescopio y quedó “fascinado con ver planetas”. No obstante, no le bastó con sólo apreciarlo y se decidió a sacarles fotos como sea.

“Ahora tengo un telescopio Newton 200. Uso una montura ecuatorial para fotografía, que sigue el movimiento de la Tierra. Y utilizo dos cámaras, una acoplada para tomar la imagen y otra de guía”, detalló.

Dentro de la astofotografía existen dos ramas: la de cielo profundo (captan nebulosas, galaxias o Pléyades) y la planetaria (Luna, Sol y planetas). Más allá de que todavía no se inclinó por una, el vecino de Longchamps indicó que esta última le viene trayendo "buenos resultados" durante este año.

Un hobbie

Pese a la constancia y las extensas jornadas que pasa para captar imágenes de galaxias o algún planeta, esta disciplina es plenamente amateur y no le deja ningún rédito económico al browniano.

“Estaría bueno poder vivir de esto, aunque hay que encontrarle la vuelta. No tiene mucha salida laboral acá. Es casi todo a pulmón. Algunos dan clases. Pero no lo veo muy viable por el momento”, afirmó Javier.

Sin embargo, dejó en claro que su mayor prioridad no es lucrar con su pasión y contó que su objetivo es “perfeccionar las técnicas para colaborar a la ciencia”.

Recomendaciones

El periodo entre agosto y septiembre es la mejor época para visibilizar planetas. En ese contexto, el vecino aconsejó que, quienes deseen apreciarlos, traten de verlos con binoculares ya que así se puede observar a Júpiter y cuatro lunas.

“A simple vista parecen una estrella, pero brillan más que una común. También están Sky map, Sky portal y Stellarium. Son aplicaciones gratuitas para el celular que ayudan a encontrar objetos”, concluyó el oriundo de Longchamps, en charla con este medio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Javier (@javi__hg)

Notas relacionadas

El profe Mike, un cuarto de siglo formando jóvenes en Brown

Adrogué: tiene 100 años, fue a votar y se llevó el aplauso de todos

Burzaco: fue la primera maestra de una escuela y hoy es la directora

De Calzada a Disney, la exitosa historia de un director browniano

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!