← Volver

Glew: gatillaron en la cabeza y golpearon a una policía

Compartir en:

miércoles 22 de enero del 2020

La víctima estaba de civil cuando fue interceptada por cuatro delincuentes armados. Pese a que intentaron dispararle, la bala no salió. “Estoy viva de milagro”, confesó a De Brown.

Una policía fue blanco de un violento robo en Glew. La tiraron de los pelos, la patearon y hasta intentaron dispararle en la cabeza. Afortunadamente, salió viva de aquella situación.

El hecho

Ocurrió el pasado 29 de diciembre, alrededor de las 23:30, cuando la uniformada volvía en su rodado de la casa de una amiga. Había notado en varias oportunidades la presencia de un Gold Trend blanco. Es que un vehículo de esas mismas características había estado efectuado asaltos en la zona.

“Tenía que doblar en una esquina, antes de llegar ahí, me aparece este auto, con la misma patente que ya había visto en Yrigoyen y que me había cruzado en Arias. Me cruza y  lo choco”, contó la oficial, de 25 años, quien decidió mantenerse en el anonimato para proteger a su familia.

En la intersección de Santa Fe y Castillo, se bajaron cuatro hombres armados del vehículo. Al verse superada en número, la agente-que en ese momento estaba de civil- decidió esconder su pistola reglamentaria abajo del asiento.

“Sabía que si me identificaba como policía o que si me veían el arma, me iban a matar”, advirtió.

Acto siguiente, la joven contó que uno de los delincuentes la tomó del pelo, la hizo descender a la fuerza del auto y le dio un culatazo. Pese a que intentó escapar de la situación, en medio de su huida se tropezó y los cuatro comenzaron a patearla.

“Un chico, que tenía un tatuaje en la mano, una especie de flor, le dijo al que me bajó del auto que me mate. Ahí empecé a llorar y a pedirle por favor que no lo haga porque mi mamá lo único que tenía era yo. Me dijo a que a él no le importaba y que hoy me tocaba. Agarró, cargó el arma, me la puso en la cien y gatilló. El disparo no salió”, relató con la voz temblorosa.

Para suerte de la efectivo, instantes después apareció un  vehículo que, sin detener su marcha, tocó bocina. Logró así ahuyentar a los ladrones quienes se fugaron en el vehículo de la joven. Finalmente, la víctim fue asistida por otro automovilista y trasladada al UPA de Longchamps.

Secuelas

A raíz de este hecho, la uniformada se refugió en su casa durante una semana. Finalmente debió volver a trabajar ya que es el sostén de sus padres.

“Soy consciente que me iban a matar. Estoy viva de milagro y si lo tienen que hacer con otra persona, sé que no van a dudar”, aseguró a este medio.

Hesurmet - Sociedad
Crematorio Burzaco - Sociedad
Notas relacionadas

Un policía intentó golpear a otro agente: lo detuvieron

Impactante vuelco de un camión en la ruta 16

Burzaco: el jubilado que mató a su hija a martillazos seguirá detenido

Pidieron un Uber para robarlo: los detuvieron gracias a la App

X
error: Atención: ¡El contenido está protegido!